viernes, 3 de diciembre de 2010

Viernes 3 PRESTIDIGITANDO

Y aún no sé donde está el truco,
y es que la ilusionista soy yo,
tremendamente trepidante
y exorbitantemente rápida para mis ojos.

No queda más remedio que aplaudirme
y quitarme el sombrero de rodillas.
¡Chapeau hipnotizadora de mi misma!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada