viernes, 3 de diciembre de 2010

Jueves 2 EMPÁTICOS

Mi suerte es el milagro de exonerarme la vista
y tiro la primera piedra en este foso de pupilas,
se revuelven en el agrio devenir del yermo,
gimen de padecimiento y sus cataratas, cendal,
se prodigan intentando sañas de su propio exceso
y esta buena estrella
me sacude con sus siete aristas,
pero su nombre no adultera, es un principio,
¡qué se anden los caminos sin tanta sazón ni cinismo!
la virtud del no en los labios es el carmín de mi risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada