martes, 30 de noviembre de 2010

Martes 30 A CIELO MUERTO

Vamos a perdernos un momento por alguna parte,
despacio, sin aire, ¡si al final lo que nos sobran son pulmones!.

Vamos a cortar la cuerda floja y a saltar sobre la hierba,
los pies perennes la humedecen y se embebe verde del asfalto.

Cualquier lugar nos vale para hacer un bosque,
-¿qué te apetece sembrar? que te lo pinto,
hacemos una sombra con su sombra
la estiramos, se hace nuestra
y nos tumbamos por aquí que no hay nirvana,
el mío, ya no existe por si acaso,
no se le vaya ocurrir
hacerme un boceto de mis actos usurpando tempestades.

La primera vez que vi llover eran tus labios,
y diluviaron días, noches,
y doy de fe que aquello que caía no era agua,
y que lo que brotaba no eran sotos,
y que desde aquel día no hay resguardo que me cubra,
a cielo muerto, rey puesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada