domingo, 28 de noviembre de 2010

Domingo 28 DIVAGACION VI

Quiero ser el crepúsculo de cada noche
y despertar con vos el resto de mis días,
soy el títere de mis propias veracidades,
una sombra chinesca agradecida
por no ser antojo de un guión
ni de postulado de prostíbulo.
Tengo principios sin cuentas,
y amigos, los justos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada