domingo, 14 de agosto de 2011

EL TITUBEO DE LAS SOMBRAS

Hoy me redimió la lluvia
organizando extremidades desdobladas,
y de mis manos transmigraron aves
atravesando el linde de la sensatez,
humildes sueños los de “sin palabras”.
Y tropezó la reverberación de aguamaniles
con el perfil de algunas gotas abstraídas,
brindando luz,(y mis pupilas depredando)
 averiguando en el preludio de la noche
algún desliz de claridad improvisada.

Rapaz en el lugar donde la luna es la tramoya
y el foco de atención al desatino,
se exoneró la tarde y la condena de los ciegos,
dando refulgencia al tuerto
y lenitivos a la vacilación de las sombras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada