viernes, 15 de julio de 2011

Jueves 14 LLUEVE

Se amilanaba la luna tras las enaguas de mi cielo almidonado
acicalando de rayo hasta los horizontes más dormidos.
Un cielo nodrizo por la cortesía de mis sueños vagos,
presuntamente claros, paradójicamente oscuros,
aleteos de pestañas deshilachando bagatelas
y jugando con el polvo que levantan.
Ciudad de fucilazo y de tormenta,
ciudad de contraluz sin tiempo
vociferando trazos  que salpican,
apaciguando manos que bosquejan sombras
tejiendo telarañas con el contraluz de la ventana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada