jueves, 14 de julio de 2011

Desafiar al verbo amar
en la resurrección sin estar muerta,
me permite hablar,
pisar el mismo suelo que murmura
y que ahora extraña el peso de unos pies
porque no entiende de distancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada