viernes, 3 de junio de 2011

Jueves 02

El desasosiego correctivo
no figura en el opúsculo de las penas,
solo existen  los momentos,
buenos o no tan buenos,
que nos hacen vulnerables o bufones
y agazapan con tribulaciones los abscesos
delinquiendo desde la mirada de veleta
pequeñas gemas que son una muestra de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada