jueves, 17 de febrero de 2011

DIVAGACIÓN XVI

Estar en el punto de mira del silencio
es un error de apariencia subjetiva
que se puede interpretar como latencia estéril
si los ojos solo ven las obviedades
y porfían contra pálpitos espiritosos,
que están y quieren dar.
Estos fulguran con su cualidad ilusionista
como estaquillas que atolondra el viento
a fin de trasponer atisbos en los salones del anonimato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada