domingo, 16 de enero de 2011

Domingo 16 LA SOMBRA DEL ASNO

El desafío de la piedra
fue  la sien del andariego obtuso,
y cayó en su propia brecha flaqueado,
peco de incauto y lerdo,
pensó que tal vez si no pensaba
pensaría demasiado
para salvar el singular de sus plagas.
Yerró,  y se desangró en el reguero
embebido por el propio cauce
de su semejante entumecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada