viernes, 28 de enero de 2011

Viernes 28 DIVAGACIÓN XV

¿Para qué inquirir en las palabras laureadas?
siempre es el discernimiento ajeno
el insulto que apuntando a bocajarro
tira al centro de una gracejo de lombriz.

Designo a la improvisación, embajadora,
así, si bailan las grafías entre la melaza medular
del maquinal trance de estar cuerda
y  se velan los colores por segundos en cada parpadeo,
podrá llegar a ser instinto del espontaneo mohín de una seña,
el cierre de buena cosecha,
o un talón con el tendón quebrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada