sábado, 17 de septiembre de 2011

La carcajada...
vale como el único argumento;
y un desnudo…
el sublime tejido del cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada