martes, 24 de mayo de 2011

Lunes 24 A MI TAMBIEN ME GUSTARÍA LEER LO QUE NUNCA ESCRIBIMOS

Vaciar el aire a  mordiscos e indultar al hambre
me hace deliberar con las palabras zurcidas
y el esternón acicalado de fragmentos.

Se atormenta la dolencia de los versos que se olvidan
y los discernimientos se aposentan en el sitial del aguardo.
Y buscar en el ombligo del silencio
me hace nauta del papel doblado,
nigromante del paño sufragado por el agua
que no deja rastro en los filos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada