sábado, 19 de marzo de 2011

Viernes 18 DUERMO


Me quede dormida en el momento que escuché tus manos,
¡y no pienso despertarme!
lo exánime ha tomado cuerpo y forma
y  hoy me hablan los objetos que se mostraban inertes,
me hablan las paredes y los pisos,
me hablan los balcones, las ventanas
y los muebles desteñidos,
platos y cubiertos hablan por las comisuras de mis labios,
hablan los dinteles, los manteles y esta cama,
¡y no quiero que se acallen!
porque los requiero como  deponentes,
como elenco de una vida que empecé conmigo a cuestas
y con todas las esencias que adquirí en el rastro de mis días,
y hoy me muestro más dormida que despierta,
porqué creo que ya no radica en la actitud de unos ojos
ni en el gesto de yacer por declinarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada