sábado, 18 de diciembre de 2010

Sábado 18 AUTOPSIA DE UN DICIEMBRE X (PENÍNSULA)

Creciente,
preñada de segundos celulosos que fenecen
y transcriben en la matriz de mi vientre
como apetencias que se tornan insectos de luz.

Yaciendo al placer de este hormigueo y de mis ganas
las pupilas se prorrogan y se vuelven vía láctea,
me prodigo en este anhelo que señala un delirio,
una franquicia de lo que seremos.

Mi lecho es esta isla que se fraguo en las mareas
y yo la naufraga espontanea que la viste
y la desviste cada noche
como preludio y advertencia de una pugna,
yo soy su luna,
y ella me lidia pleamares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada