jueves, 4 de noviembre de 2010

Jueves 4 FIGURAS INTRÍNSECAS Y TRANSFERIBLES III

En el camino me encontré un guijarro,

exiguo, doliente y algo renco,
-¡No me llevo piedras al bolsillo si es por nada!
Y sin embargo aplaudo tu asimetría y aristas.

En la ciénaga calmosa un lustre de curiosidad,
y el nimio sedimento, aprovechando el asombro
se expandía en onda tras la mano,
abrí de par en par la cerrazón
y en el poso de mis lacrimales
se derramó la luna,
el epicentro se transformó en rostro
y en el reflejo celeste,  un eclipse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada