domingo, 31 de octubre de 2010

Sábado 31 ¿TODOS SANTOS?

La oscuridad se ha vuelto de capilla inerte,
una recreación de caninos en las existencias más torcidas,
autómatas y ofuscaciones disformes
en la espesura del abismo del no cuerpo,
avanzan por las murallas y las fosas
del que habita en el cobertizo de la turbación,
muscínea, en el fornido estallo de una arteria.

Allí residen los mugidos que desfloran torsos,
es un mausoleo de los perversamente nacidos,
demasiado tarde para ser de yugular helada
en la afilada escarpia de un grito.

Miedo, logaritmo sin salida ni exponente,
cediendo un cuerpo al sacrificio exhausto,
entre la cripta y el mutismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada