miércoles, 13 de octubre de 2010

Miércoles 13 DIVAGACIÓN

El tiempo que uno le ofrenda al afán
es una elección muy propia y consecuente,
la facultad humana es personal e intransferible,
no se aleccionan los genes, se registran,
el tutor puede ser caño o bien sarmiento
pero el sufragio es un convenio con el alma
y determinantemente suyo.

No se juzga al que se enmienda solo en si
a su manera y medida,
las acciones o los hechos hablan, rumorean,
son parábola de corto alcance
nunca ombligo,
quien mucho implica y poco piensa
acaba por zanjar lo interminable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada